Sociología

 

Chilenos en Comodoro Rivadavia:

En el presente artículo pretendemos brindar elementos para reflexionar acerca del impacto del conflicto bélico de Malvinas, en múltiples espacios de la sociedad civil. En este caso particular, en las manifestaciones de asociacionismo de los migrantes chilenos asentados en la ciudad de Comodoro Rivadavia.

 

La extensión de los formatos 2D y 3D en un número mayor de salas de cine estuvo acompañada, paradójicamente, por dos filmes cuyo contenido nos retrotraen a los comienzos de un oficio en que la precariedad de medios era compensada por la épica, la fantasía y la pasión.

 

Hay veces que la pasión docente se reconcilia con la valentía y un caso de tal ensamble fue el experimentado por el maestro riojano Armando Romero Chaves en La Pampa. Cuando en 1931 era director de la escuela Nº 7 de Victorica, eligió, en agosto de 1931, el 49ª aniversario de la batalla de Cochicó para dar a conocer un pensamiento crítico hacia la Campaña al Desierto, el que construyó en base a cuidadosas indagaciones. La imagen muestra las “casas” de Luis Baigorrita en la época en que Romero Chaves dio a conocer sus reflexiones.[1]

 

Introducción[1]

“Anda a tirar la cuña”, figura como una de las expresiones que identifica a Marcelo, un joven petrolero comodorense. Frase que denota un tipo de arte del habla popular, al decir de Michel De Certeau, que implica considerar modos del lenguaje y comunicación propias de un tipo de grupo particular. La frase citada sólo puede ser interpretada por un trabajador petrolero interiorizado de la jerga de “los viejos” que trabajan en el petróleo, cuña es la denominación de una herramienta y la expresión se repite cada vez que el grupo de operarios debe reunirse para una tarea, o cuando un compañero se tomó más tiempo del que permite la empresa para descansar.

 

Comenzaré el presente ensayo desde la comprensión, en líneas generales, de un concepto central en este estudio, además de ser el proceso histórico que me provee el marco temporal desde donde partir. Es menester entender el colonialismo para poder comprender las reflexiones que surgirán posteriormente.