La Libélula y Otros Poemas” de Robert Gurney (Luton, Inglaterra, 1939) es una mirada retrospectiva a la infancia, adolescencia y juventud, como territorios perdidos, entremezclada con visiones oníricas atemporales. El poemario está escrito en inglés y en español. Robert Gurney tiene la rara habilidad de poder escribir en ambos idiomas directamente.

A veces describe paisajes de leyenda: Antes había sido / un jardín ornamental, / con un paseo de tinos / y secuoyas gigantescas / que más tarde yo utilizaría / como sacos de arena. Otras, mira la realidad a través de los ojos de un niño: Un niño se detiene en el umbral / de la tienda que vende diarios / en la Calle Langley, / en la parte antigua de Luton. Y ese niño puede sentir la emoción y el miedo de la llegada del circo: Dicen que podías ver elefantes y camellos / deambulando por la calle Georges / y la Plaza del Parque. 

Todo el poemario es un pasadizo que nos permite hacer un viaje en el tiempo hacia instantes en los que la sociedad se sorprendía por los pequeños acontecimientos locales, tangibles y cíclicos. Hay diminutas historias entretejidas con imágenes de sueño nacidas de la imaginación del poeta. Realidad y mundos oníricos forman un todo complejo inextinguible que estimula a despegar y volar más allá de la rutina cotidiana.

La emoción de revivir instantes casi fotográficos: Al anochecer marchábamos penosamente / bajo los candelabros de los castaños de Indias, /  los pies nos pesaban como plomo. 

A través de esta mirada poética-visual Robert Gurney nos hace reflexionar sobre nuestra sociedad moderna: Siempre que el Ayuntamiento / instala una cámara de circuito cerrado / una pandilla de los habitantes del barrio / la quema y queda reducida a cenizas.

Y… esos ínfimos detalles que hacen que una ciudad tenga identidad propia como cuando describe cómo la leche se congelaba en los inviernos.

En ocasiones los versos de Gurney se deslizan al género fantástico: Nunca plegaba las alas / ni siquiera cuando se posaba. // En Luton soy esa libélula. Y las horas pasan también en los tres relojes que dan título a uno de sus poemas en el que aparece el juego de deshojar margaritas en varios idiomas, mostrando cómo los juegos amorosos participan de algunos arquetipos del inconsciente colectivo comunes a todas las culturas.

El poemario convierte la vida en Luton en una experiencia universal y, al mismo tiempo, las reflexiones sobre el inmenso número de galaxias que existen en el cosmos son integradas en el costumbrismo dibujado con pinceladas sugerentes y precisas.

Hay claras influencias de la generación beat en su modo de narrar los sucesos, a veces de un modo coloquial y con diálogos que recuerdan a los cortometrajes. También el simbolismo de los cuentos infantiles asoma en el libro como por ejemplo en el poema titulado: “El señor de los conejillos de Indias”.

En la poesía de Robert Gurney podemos, como lectores, bucear e inundarnos de una estética y estilo muy cuidados y también sumergirnos en un mundo surrealista, onírico y fantástico que nos permite enlazarnos a otras realidades que están en esta, aunque con frecuencia se nos olviden.

Otros aspectos a destacar son las maravillosas fotografías en blanco y negro que ilustran el libro y el impecable diseño de la portada. Nos encontramos ante una obra indispensable para los amantes de la poesía en lengua inglesa. Edición bilingüe en inglés y español íntegramente realizada por el autor. Todo un lujo de lectura.

 

Robert Gurney nació en Inglaterra. Escribe poesía y cuentos en inglés y español. Libros: La poesía de Juan Larrea  1985 (ensayo), The River and Other Poems, traducción de El Río y otros poemas de Andrés Bohoslavsky, La Pampa, 200;, Luton Poems 2005, Nueve monedas para el barquero, antología 2005,  Poemas a la Patagonia 2004 y 2009, El cuarto oscuro 2008, La libélula y otros poemas /The Dragonfly and Other Poems (edición bilingüe) 2012. El poemario La casa de empeño sale en 2014. Ha publicado diversos artículos sobre la vanguardia (Larrea, Vallejo, Huidobro, Buñuel). Entrevistó a Salvador Dalí, Gerardo Diego, Luis Vivanco, José María de Cossío. Entrevistó a Juan Larrea en treinta y seis oportunidades (200 horas en francés) en el año 1972, en Córdoba, Argentina. Prepara un libro sobre África.